Leadville 100. Con la camiseta de Territorio Trail.


El no haber llegado a la meta en Leadville nos dio la posibilidad de poder contemplar la carrera desde otro punto de vista, la del espectador - aprendizdeperiodista. A pesar de que se trate de una de las pruebas grandes del Globo, y de que ahora la organiza una gran empresa de gimnasios (otro día hablaremos de los aspectos negativos de este gigantismo), no ha perdido su carácter familiar. Eso significa que puedes pasearte como Pedro por su casa por cualquier parte del entramado y hablar con quien te apetezca (y le apetezca a él claro) sea organizador, corredor o pro.

Si además la casualidad (o más bien seguir en Twitter a la web de referencia en esto) hace que te encuentres dándole al prive justo al lado de la meta en el momento en que están a punto de llegar los primeros, tienes por resultado que te quede un reportaje bastante curioso de la zona de meta.

Vimos llegar a Ian Sharman, entrando en meta tranquilamente como quien no hubiera estado corriendo durante dieciséis horas y media. Chaval muy majete, simpático y educado (se nota que es inglés), que además aguantó estoicamente la chapa de Juanma contándole las bondades de Bes-T.


Aunque un poco más tarde sí que le vino el bajón, normal.



Estas son las zapatillas que llevó Sharman en carrera, unas Scott Kinabalu


Alrededor de media horita más tarde apareció por allí Nick Clark, segundo clasificado, que curiosamente llegó bastante más perjudicado que Sharman. Bonita la estampa entrando en meta acompañado de su familia.



Supongo que este deporte nos gusta tanto porque puedes ver al primer y segundo clasificado abrazarse y comentar las incidencias de la carrera entre ellos y con cualquiera que se acerque por allí.


Mary Lee, fundadora de la LT100, que estaba por allí colocando sillas como una voluntaria más.


Al día siguiente volvimos a coincidir con Ian Sharman. Volvió a estar cercano y simpático a pesar de la chapa de la noche anterior.


Y ya de paso, al poco de cruzar la meta, aprovechamos para pedirle que nos contara sus impresiones de la carrera. Cómo no, nos atendió. Son sólo 40 segundos, pero es interesante escuchar la opinión de un pro nada más llegar:




4 comentarios:

  1. Esto es precisamente lo que más me gusta de las carreras, que sean familiares, que puedas codearte con todos, desde el primero hasta el último, que sea todo como una gran familia.
    Y eso que has puesto de "Bonita la estampa entrando en meta acompañado de su familia", enseñaselo a Bea.....
    A mi desde luego me parecen encantadoras estas estampas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, la foto la hizo ella :)

      Eliminar
  2. Chula la minientrevista con el tío 'totirao'
    Ponla en TT.
    Somal

    ResponderEliminar
  3. Con los primeros corredores, incluido Scott Jurek (iba 4º) cuando íbamos subiendo a Hope Pass la primera vez. Tuve que morderme la lengua para no pedirle que se casara conmigo o alguna otra burrada. Las chicas que iban detrás no fueron tan discretas y daban grititos histéricas saludándole (de los demás, pasaron).

    ResponderEliminar