Cuando las cosas se ven de otro color. En Leadville.


Es curioso lo que representa un blog. Alguien se sienta delante de un teclado, suelta sus paranoyas y al otro lado del mundo alguien las lee, te contesta y se preocupa por ti. Desde que mantengo esta ventanita al mundo, casi cinco años ya, he pensado que debía transmitir lo que siento. No vale de nada contar historietas que no sean verdad en su totalidad o intentar vender una moto que no tienes. He creído que debía mostrarme tal y como soy, con mis buenos momentos y también con los malos. Nunca he querido engañar a nadie y por eso siembre escribo lo que siento en ese momento, sea positivo o negativo.

Esta mañana al levantarme me encontraba realmente mal. Me acosté con vómitos por los nervios y, despierto desde las 4:00, antes de desayunar he tenido una crisis de ansiedad. Dificultad para respirar, angustia, lloros... No sé que pensaréis de mi al otro lado, pero es lo que ha pasado. A tal punto me estaba superando la situación que había decidido con Beatriz que no iba a tomar la salida. Que no merecía la pena que me encontrara así por algo en lo que no me va la vida. Que se iba a la mierda Leadville, Colorado, las Cien Millas y todo. Que me metía en un avión y me volvía para casa. Una llamada a un buen amigo de Madrid y unos mensajes con otro buen amigo de Zaragoza (muchas gracias Amalio y Jesús) me han animado algo. Finalmente hemos decidido venir por lo menos. Montado en el coche y recorriendo las treinta millas que teníamos hasta Leadville, conducir me ha sentado de maravilla y, por lo menos he aliviado tensión. 

Al llegar he recogido el dorsal y nos hemos juntado con Nico, que hará las funciones de pacer. Me ha transmitido muchísima tranquilidad. Hemos comido en el pueblo y, con los coches, hemos ido a reconocer la primera parte del recorrido, las primeras y últimas treinta millas. El terreno, la situación de las aid stations, donde tendrán que estar Beatriz y Juanma, los tiempos de paso, los tramos de asfalto (que por cierto son bastantes)... Ver in situ por donde se desarrollará la carrera me ha relajado muchísimo. Visualizar por dónde pasaré, ver esos paisajes que recorreré, tener delante de mi, a lo lejos, Hope Pass me han hecho recordar para qué estoy aquí. No por qué, para qué. Para hacer lo que me gusta, para intentar cumplir un sueño. Un sueño que no puede convertirse en obsesión. ¿Lo conseguiré? No lo sé. Ahora mismo, no os voy a engañar, lo veo complicado. Pero no podía irme de aquí sin haberlo intentado. No recuerdo quién de vosotros me lo ha dicho: "Sal a correr y disfruta. Sean diez millas o sean cincuenta, pero disfruta".

Ahora, mientras escribo esto tengo por vistas lo que veis en la fotografía. Las Rocosas en su inmensidad, los 14ers y allí un poquito a la izquierda Hope Pass. El sábado a las cuatro de la mañana estaré en la línea de salida de Leadville. Saldré a correr y a disfrutar cada milla del recorrido e intentaré terminar por todos lo medios. Pero sean 100 millas las que recorra, sean 50 o sean 25 no dejaré que me obsesionen. Ni antes, ni durante ni después.

Por mi, por vosotros, por esos mensajes de ánimo que me habéis enviado, por intentar cumplir un sueño. 

En serio, de verdad, gracias por estar ahí, al otro lado. 



15 comentarios:

  1. Anónimo16/8/13 8:41

    ¿A ver tio tienes que ganar? ¿te va a pasar algo por quedarte de los últimos? Este personaje de humo te lo has creado tú y en tus manos está todo. Creo que te pones unas metas más hacia ese personaje de humo que has creado que realmente las metas que le apetecen a Alfonso García. Se te apodera. Bajalo a la tierra, que AlmasyRunner sea Alfonso y se limite a correr las carreras que le apetecen a Alfonso. No eres el primero que tiene ansiedad ante una carrera, pero los demas, que somos Antonios, Pedros, Joses, nos limitamos a correr lo que a nosotros nos apetece y son carrera de 10-21-42 km que las acabamos en menos de 4h.
    Pero tu personaje de humo se empeña en correr salvajadas de cientos de millas a las cuales el ser humano Alfonso Garcia no está capacitado, ni fisicamente ni mentalmente (yo tampoco estaría capacitado).
    Tío, disfruta de donde estás, no le jodas el viajecito a tu mujer y ahora CORRE te quedes como te quedes, el último pues el último, NO PASA NADA. Corre Alfonso, corre la carrera y vuelve a Zaragoza y haz que Almasy corra lo que le apetezca a Alfonso.

    ResponderEliminar
  2. Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída GO GO GO

    ResponderEliminar
  3. Te has preparado durante mucho tiempo para estar en esa línea de salida, ahora ya solo queda la carrera, ahí puede pasar de todo pero la parte más importante ya la tienes superada,ánimo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  4. Las cosas hay que hacerlas porque uno quiere de verdad.Somos marionetas cuando hacemos cosas por agradar a la mamà, el papá o los seguidores de FB...eso es efímero y lo que quedará es la sensación de intentarlo y permitir que ese día no acabe en fracaso.

    Las dificultades están para superarlas, no para que nos superen.

    ResponderEliminar
  5. Alfonso piensa en todos los que te seguimos a diario y que gracias a ti podemos estar más cerca de Leadville, en todos aquellos que sólo pueden soñar con hacer esa carrera y sobre todo con los que a lo largo de este año han estado a tu lado para poder hacer realidad tu sueño (amigos, seguidores y sobre todo tu mujer) Sal ahí y disfruta de cada momento, hasta donde llegues... pero disfruta de cada segundo y recuerda lo que ha habido detrás hasta el momento de salida.
    Muchos estaremos detrás tuyo para empujarte en todo momento, que eso te de aliento...

    Vamossss a por Leadville

    ResponderEliminar
  6. Siempre te lo he dicho, no tienes que demostrar a nadie nada, toma la línea de salida, corre, anda, disfruta de la naturaleza y tomate la carrera como un encuentro contigo mismo, piensa en que estas realizando un sueño en el cual a muchos nos gustaría estar, yo lo estoy, contigo Vamossssssssssss amigo Go Go Go. Si yo pude terminar el GTP tu puedes con esto. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Alfonso corre, abandona a Almasy. Corre con el movil y cada km o cada 2 km o cada 5 .... haz fotos de los paisajes q vas a ver y los demas nunca veremos. Corre y disfruta. Corre para ti y no para internet

    ResponderEliminar
  8. Uf, qué decirte! puede que las cosas no sean como las has soñado, o puede que sí, en todo caso, sé tú mismo, disfruta cada metro. Un besazo, te estaremos mandando mucha fuerza!!!

    ResponderEliminar
  9. Vamos Alfonso a por ella!!! No logro entender a quien dice que lleva meses dando la caca, coño a mi si algo no me interesa o me aburre pues no lo leo....en fin. Que mala es la envidia!!!

    ResponderEliminar
  10. Te has planteado cerrar este blog? Deberías . Es hora de empezar a vivir tu vida y no la del personaje que te has montado.

    ResponderEliminar