Western States 100 2014. El 40 cumpleaños no ha defraudado.


Los que os gusta el trailrunning USA habíamos puesto muchas esperanzas en esta edición de la Western States 100 y creo que no nos ha defraudado en absoluto. Dejando a un lado el mal sabor de boca por la retirada de Miguel Heras, todo lo demás ha merecido la pena, incluyendo las horas delante del ordenador siguiendo los tuits de Irunfar, las cámaras fijas de Ultralivesports y el despertador sonando a las cuatro de la mañana para vivir las millas finales y contemplar el directo las victorias de Rob Krar y Stephanie Howe.



Y aunque no somos Rappel, en Territorio Trail hemos acertado en la mitad de nuestras pronósticos, que tampoco está nada mal.

Poco acierto en los hombres. Aunque incluimos a Sandes y Bowman en el top5, el inicio conservador del sudafricano hizo que no le faltaran millas, terminando en un buenísimo quinto puesto de todas formas. Bowman hizo un espectacular tercero, manteniéndose en cabeza de carrera durante toda la prueba, y dando la impresión de que merece más, la victoria en una grande tiene que caer más pronto que tarde. Por cierto, que aunque fuera del top5, el sexto puesto de Ian Sharman vuelve a demostrar que es una valor seguro en cualquier cien millas en la que tome la salida.

En chicas, Stephanie Howe nos dio la razón a lo que dijimos en antena en el programa del miércoles pasado. Al igual que Bowman, venía pisando con fuerza y le tocada ya dar un paso al frente. Y vaya si lo ha dado, con victoria y cuarto mejor tiempo de la historia en su debut en una cien millas.



Sobre el desarrollo de la carrera en sí, sorpresa de inicio. Max King salió a fuego, con un ritmo brutal que el mismo decía que seguramente lo pagaría más adelante. Al más puro estilo Canaday lo dio todo y marchó en cabeza hasta la milla 70. Por detrás, el grupo de perseguidores agrupaba en su caza a Krar, Bowman, Heras, Clark y la sorpresa Seth Swanson, que a la postre lograría la segunda plaza.

Ver a Miguel Heras en el grupo perseguidor durante muchas millas, las buenas sensaciones que transmitía en los vídeos que llegaban y el que llegara a ocupar la segunda posición alimentaba nuestras esperanzas. Desgraciadamente, el jarro de agua fría llegaba con su abandono por lesión poco antes del puesto de control de la milla 62. Una pena, porque daba la impresión de que podía terminar muy arriba.

Aunque un tercer puesto está muy bien, y él siempre dice que terminar arriba en WS100 es como tocar el cielo, sigo pensando que Dylan Bowman merece más. Si sigue la progresión (7º en 2012, 5º en 2013) ¿será por fin 2015 el año de la victoria? Como en Leadville con un tercero en 2011 y tercero en 2010) ya toca subir a lo más alto en una major.


¿Y Sandes? Había apostado fuerte por el sudafricano, estaba convencido de que ganaba sí o sí, las semanas que llevaba en la zona entrenando y su gran temporada hasta la fecha lo avalaban... y terminó en un honroso quinto puesto. Que no está nada mal, pero me sabe a poco. Personalmente, creo que se equivocó en la estrategia, salió demasiado reservón y al final le hubieran hecho falta 25 millas más. El puesto 16 en esa misma milla es una distancia demasiado grande para recuperarla, por mucho que hubiera muchas horas de carrera por delante. Hay que valorar también si finalmente optó por ser conservador y acumular puntos para el UTWT. En cualquier caso y en mi opinión, una oportunidad perdida.

Rob Krar dijo en meta que la victoria era el resultado de "un viaje de un año de duración". Como un perro de presa fue tras King hasta que este cayó fruta madura. Cogió el liderato en la milla 72 y voló a meta, tan rápido que durante muchas fases estuvo en ritmo de récord de la prueba. En meta, sus 14h53' son el segundo mejor tiempo de la historia. Gran carrera que predijo Gordon Ainsleigh la semana anterior: "si tuviera que apostar mi dinero, sería por Rob". No se equivocó Gordy.

Mención especial para Nick Clark. Cuando a un PRO le salen mal las cosas, está a punto de abandonar, pero sigue en marcha y llega a meta más de cinco horas más tarde de lo que hubiera sido su tiempo objetivo, hay que quitarse el sombrero.


Y para terminar, comentar la victoria de Stephanie Howe. Que fuera su primera cien millas le restaba opciones para muchos en los pronósticos. Ella llegaba fuerte, después de una buena temporada 2013 y cuando se colocó en cabeza, alrededor de la milla 40, no hizo otra cosa que aumentar su ventaja hasta entrar en Auburn con media hora de ventaja sobre la segunda y firmando el cuarto mejor tiempo de estos cuarenta años de WS100. ¿Sorpresa? Para nosotros no.

Seguramente no ha sido la mejor WS100, igual un duelo más emocionante en cabeza la hubiera aupado a ese puesto, pero está claro de que no ha defraudado lo más mínimo. Las horas perdidas de sueño han merecido la pena.


Fotografías del post: Irunfar

1 comentario:

  1. Gracias por la crónica.
    Una lástima ese abandono de Heras.

    ResponderEliminar