Bill Finkbeiner. Tres décadas de Leadville 100.


¿Qué os parecería participar un año tras otro en la misma carrera? ¿Aburrido? Las mismas montañas, los mismos senderos, las mismas piedras... año tras año. ¿Y hacerlo durante treinta años consecutivos? Igual es demasiado. O igual no si es en una carrera como la Leadville 100

El estadounidense Bill Finkbeiner cumplió en 2014 su participación número treinta en la mítica cien millas de las Rocosas. Un idilio que comenzó en 1984 y que no se resume sólo en que ha participado durante tres décadas. Ha cruzado la línea de meta de la calle que desemboca en la Avenida Harrison en todas ellas.



Treinta años son muchos, y entre medio pueden suceder muchas cosas. Tantas como otras 150 ultras. Y tantas como pasar de llegar a la meta al poco de anochecer (alrededor de 20 horas) en sus primeras participaciones a hacerlo a la mañana siguiente tras veintiocho horas de carrera en el 2014. O bajar de 120 millas semanales de entrenamiento a menos de 40.

El aspecto de los números es curioso. Cuando muchas veces preguntamos a algún PRO dónde se ve dentro de unos años o a nosotros mismos si seguiremos corriendo dentro de una década, es interesante ver cómo el paso del tiempo ha llevado a Feinkbeiner de completar un mágico 1992 (Tercero en Leadville, séptimo en WS100, tercero en Wasatch) a los tiempos cercanos a los pasos de corte actuales. No hay duda de que debe ser complicado aceptarlo, pero una vez más se demuestra que cuando lo que se siente es pasión por el trai y por las montañas, al final el crono o la clasificación son aspectos secundarios.


Foto: Tahoe Truckee Outdoor

¿Cómo ha visto él la evolución del trail a lo largo de estos treinta años? Esto es lo que decía en una entrevista realizada por Ultrarunning hace un año:
"El mayor cambio que noto es el número de participantes y que los corredores son más jóvenes. Yo solía ir a una carrera y conocer a un porcentaje muy alto de los participantes. Ahora cuando coincido con gente de mi edad comentamos que no conocemos a nadie. Lo que se sí se ha mantenido es el tipo de personas que participa en ultras. Todavía hay camaradería y respeto mutuo entre los participantes."
Interesante también cómo ve su propia evolución: 
"Después de haber estado en ambos extremos, veo que los corredores más rápidos siguen respetando el esfuerzo de los que realizan 30 horas y que los corredores de 30 horas admiran la capacidad de los mejores corredores. Personalmente, tengo un montón de respeto por el corredor que cruza la línea de meta por encima del límite de tiempo, sin esperar ninguna recompensa material. Para eso se necesita tenacidad."
Bill Finkbeiner, todo un Personaje. Con mayúsculas. Debería haber un hall of fame del trail para gente así.

Fuentes: 
Abel Recknold
Ultrarunning.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario