Los monjes del monte Hiei.


Imaginad los próximos siete años de vuestra vida. 

Pensad que en los siguientes tres meses a partir de mañana deberéis entrenar 40 Kms cada día. Bueno, tampoco es para tanto. Si ahora hacemos veinticinco o treinta, podríamos hacer los cuarenta ¿no?. 40 Kms al día durante cien días consecutivos en los siguientes tres años. 

Ahora, poneros en la situación de que, una vez que han pasado esos tres primeros años, en los dos siguientes no deberéis recorrer 40 Kms en 100 días consecutivos... Será el doble de tiempo. Casi un maratón diario durante algo más de seis meses. Bueno, esto ya sí que está al alcance de muy pocos.

Han pasado cinco años. Llega el sexto. 100 días consecutivos y sesenta kilómetros cada uno de esos días. Y para terminar, durante el sexto año de este viaje hacia la espiritualidad y el despertar personal, nada menos que 84 Kms diarios durante, otra vez, cien días seguidos. 

¿Os lo imagináis? Por supuesto, nada de zapatillas de última generación ni material técnico ni nada parecido. Tan solo sus sandalias de paja... También una daga y una cuerda. ¿Para? Suicidarse si no consiguen finalizar el desafío. Aunque no se tienen noticias de suicidios desde hace dos siglos.



Claro que, después de estos siete años, faltaría el punto culminante de este viaje, el "Doiri": siete días sin comer, ni beber, ni dormir. Siete días sentados en vertical, recitando mantras budistas. Sólo se levantarán a las dos de la mañana de cada madrugada para buscar agua en un pozo que transportarán como ofrenda. 

Es curioso como no había oído hablar de ellos nunca y, en una misma semana, dos veces conocí la historia. Primero me la contó Nico este verano y, al poco, apareció en el "Correr, comer, vivir" de Jurek. Por cierto, desde el siglo IX no llegan a cincuenta los monjes que lo han conseguido. 
Os dejo el enlace a este documental que cuenta su historia. En inglés.



Y ahora, piensa si los entrenamientos para tu próxima carrera te están resultando duros.

2 comentarios:

  1. Qué historia, gracias por compartirla! a partir de ahora no se me ocurrirá quejarme de mis series ni rodajes largos, jeje

    ResponderEliminar
  2. Podríamos decir entonces que Ricardo Abad tiene el primer nivel, no?? Jajaja. Que tios estos monjes.

    ResponderEliminar